Todos los empresarios, ya sean directivos o emprendedores, deben tener en cuenta para controlar, mantener o mejorar el rendimiento de su empresa: su volumen de negocios, situación bursátil, cartera de pedidos, objetivos de desempeño laboral, costes de producción, nuevos mercados, nuevos productos, etc. Para medir de forma efectiva el rendimiento de su empresa, los emprendedores deben establecer indicadores.

Para ello, es clave el uso de una herramienta de gestión de proyectos fácil de usar como Sinnaps. Con este tipo de apps podrás hacer un seguimiento a tiempo real de tus proyectos de empresa. Lo vemos a continuación.

 

Indicadores de desempeno ejemplos

 

En este artículo trataremos los siguientes temas acerca de los indicadores de desempeño:

  • Indicadores de desempeño: ejemplos
  • Plan y modelo de evaluación de desempeño personal
  • Indicadores de eficacia y efectividad
  • Software de evaluación de desempeño laboral: ejemplo

 

Medir para decidir. Indicadores de desempeño: ejemplos

 

Los indicadores de desempeño laboral de una empresa, también conocidos como KPIs (Key Performance Indicators), son tanto una herramienta para medir la salud de la empresa como una herramienta para la toma de decisiones.

Afectan a todas las áreas de la actividad de la empresa:

  • Proporcionan información sobre la eficiencia de la producción.
  • Permiten medir el retorno de la inversión (ROI).
  • Evalúan la calidad de las relaciones comerciales y del servicio al cliente.
  • Miden la imagen de marca y la percepción de la empresa.
  • Proporcionan información sobre la calidad de los servicios.
  • Permiten destacar el tiempo dedicado a la corrección de errores.

 

Te puede interesar…

¿Cómo aplicar el método de la ruta crítica para optimizar el trabajo de tu equipo?

 

Los indicadores de desempeño son la síntesis de los datos clave de la empresa. Con estos indicadores, el gerente sabrá rápidamente si su empresa está funcionando bien o no. Entonces podrá actuar eficazmente para corregir los errores que se han revelado o para continuar y aumentar su desarrollo. Por lo tanto, se trata de información concreta y operativa. La media de productos en el “carrito”, la puntuación dada por los clientes en Internet, el número de páginas vistas, etc. son ejemplos de indicadores que serán más útiles y eficaces para un departamento de marketing que un balance contable.

¿Cómo medir el desempeño laboral? El establecimiento de una lista de indicadores de desempeño le da al gerente de la empresa una visión global del estado de salud de su empresa. Se trata de un verdadero cuadro de mando que cubre todos los campos de aplicación de la empresa.

Estos indicadores de rendimiento se clasifican generalmente en cuatro tipos, aunque para saber cómo hacer indicadores de desempeño hay que conocer a fondo el sector en el que se sitúa la organización por los indicadores específicos que pudieran ser relevantes pero, en general, los cuatro tipos de indicadores de desempeño son los siguientes:

 

1. El eje financiero

Los indicadores de resultados tratarán de poner de relieve el valor y la rentabilidad de la inversión, para un socio o inversor, con vistas a las plusvalías de la reventa, por ejemplo; deben buscarse principalmente en los documentos contables. Los más utilizados son los ingresos (globales, por producto/servicio, por departamento), el margen bruto y el EBITDA (margen bruto de explotación).

2. El eje del cliente

Los indicadores de rendimiento proporcionarán información sobre la satisfacción del cliente y la calidad de las relaciones con el cliente; por ejemplo, estos indicadores se pueden encontrar en las redes sociales, a través de encuestas a clientes o utilizando herramientas de CRM. Los indicadores de rendimiento de este eje son la tasa de fidelidad (número de clientes fieles sobre el total de clientes), el coste de adquisición de un cliente (coste de adquisición de un nuevo cliente), la tasa de rotación o «churn rate» (número de clientes perdidos en un periodo).

3. El eje interno

Todos los procesos internos de la empresa pueden ser monitoreados mediante indicadores de desempeño para mejorar la rentabilidad y eficiencia del departamento u organización. El tiempo dedicado a los procedimientos administrativos, las tasas de absentismo y dimisión de los empleados, las tasas de formación y el número de contactos establecidos por empleado son algunos de los indicadores de rendimiento que se utilizan con mayor frecuencia.

4. El eje del mercado

Los indicadores de rendimiento producirán información sobre el valor añadido que aporta el producto o servicio, la innovación de la empresa, la notoriedad de la marca; destacaremos las tasas de transformación de una estimación en factura, un indicador de notoriedad en las redes sociales (número de «like», «retweets», etc.), el volumen de negocio generado por los nuevos productos o servicios, la tasa de inversión, etc.

 

Plan y modelo de evaluación de desempeño personal

 

Una vez que se conocen los objetivos de los indicadores de rendimiento, es fácil definir un cuadro de mando o plan y modelo de evaluación de desempeño personal que contenga estos indicadores de rendimiento y las medidas que deben tomarse y su seguimiento.

De antemano, será necesario elegir los elementos a controlar: qué indicadores, qué reglas de cálculo, cómo recopilar la información.

Una vez elegidos estos elementos, será necesario utilizar un formato que permita, por una parte, un análisis eficaz y una rápida toma de decisiones y, por otra, una fácil actualización de estos datos para garantizar la sostenibilidad de esta herramienta. Más adelante hablaremos con más detenimiento sobre este tipo de herramienta, pero es muy necesario tener una aplicación como Sinnaps que nos permita crear el plan de evaluación y nos ofrezca todas las utilidades para insertar datos y generar informes.

También será necesario establecer una frecuencia adecuada para la elaboración de estos indicadores de rendimiento, que permitan controlar los efectos de las decisiones adoptadas y de las acciones emprendidas.

Al sintetizar los numerosos y a veces complejos datos de la empresa y de su mercado, el cuadro de mando con sus indicadores de rendimiento permitirá actuar con rapidez y eficacia y se convertirá en un pilar esencial para la estrategia y el desarrollo de la empresa.

 

¿Cuáles son las reglas para construir un tablero de instrumentos?

 

  • Utilizar solo los indicadores relevantes.
  • Comunicarse a través del tablero de instrumentos.
  • Fácil de usar, completo y claro.
  • Actualización en tiempo real.
  • Que automatice, en lo posible, la inserción de datos (por ejemplo, con plantillas).
  • Que permita añadir anotaciones y comentarios.

 

Indicadores de eficacia y efectividad

 

¿Qué diferencia hay entre los indicadores de eficacia y efectividad?

Los indicadores de eficacia y eficiencia:

Los indicadores de eficacia deben permitir responder a la pregunta: ¿son satisfactorios los resultados obtenidos, por ejemplo, por una delegación comercial, en relación con los objetivos que se le han asignado o con los que se ha comprometido? Por su parte, si hablamos de indicadores de eficiencia la pregunta es: con los recursos asignados ¿No fue posible ir más allá de los resultados obtenidos?

Sus fórmulas son:

Eficacia: Resultados alcanzados / Resultados esperados.

Eficiencia: (Resultados alcanzados / Costes alcanzados * Tiempo alcanzado) / (Resultados esperados / Costes esperados * Tiempo esperado)

 

Los indicadores de efectividad:

Son resultado de la relación entre los indicadores de eficacia y los de eficiencia y se calculan de la siguiente manera:

La efectividad es la media entre la puntuación del indicador de eficacia y la de eficiencia, a su vez dividida por la máxima puntuación posible. El resultado es porcentual.

¿Por qué son importantes estos indicadores? Porque son polivalentes. Podemos utilizarlos en todos los departamentos de la empresa, ya que siempre hay unos resultados, costes y tiempo esperados para cada objetivo particular, ya sea del área de marketing o de un taller.

 

Software de evaluación de desempeño laboral: ejemplo

 

Esencial. Tener un software de evaluación de desempeño laboral es esencial para cualquier organización que desee tener información veraz y actualizada de su propio negocio, de forma que los indicadores sean relevantes y precisos y poder realizar un buen análisis de progreso.

 

¿Qué es el análisis de progreso?

El análisis del valor de terminación (EVA) es un método que permite al director de proyecto medir la cantidad de trabajo realmente realizado en un proyecto más allá de la revisión básica de los informes de costes y planificación.

El EVA proporciona un método que permite medir el proyecto en función de los progresos realizados. Este método se basa en una medida clave conocida como el valor ganado del proyecto. A menudo, el término «valor ganado» se define como el «valor generado por el trabajo realizado», EVM o BCWP.

 

Panel de control para el seguimiento y asesoramiento del desempeño de tu equipo

 

Indicadores de desempeño: ejemplos

 

 

Esta medida del valor generado del trabajo realizado permite al gerente del proyecto calcular índices de rendimiento o tasas de incumplimiento de los costos y programar el rendimiento, lo que proporciona información sobre el grado de avance o rendimiento del proyecto en relación con sus planes originales.

Estos indicadores de control de gestión, cuando se aplican al trabajo futuro, permiten al gerente del proyecto pronosticar cómo le irá al proyecto en lo venidero y adelantarse a los acontecimientos.

Sinnaps, software de evaluación de desempeño laboral, calcula automáticamente el valor ganado real del proyecto aplicando técnicamente los índices que hemos mencionado e interpretando las fórmulas internacionales estándar. Podemos ver el panel de control basado en el valor ganado (EVM) en el siguiente vídeo:

 

 

Calcular Valor Ganado de mis proyectos

 

Además, Sinnaps nos permite generar tres opciones de informe de proyecto con solo pulsar un botón: de recursos planificados, de recursos asignados y de proyecto. En minutos tendremos un informe en PDF listo para imprimir o para trabajar con él en Excel. Algo que puede parecer sencillo, es la clave para que un buen líder tome decisiones dirigidas a la consecución de objetivos.

 

A continuación, planteamos algunos ejemplos de objetivos cuyos índices son mensurables por aplicaciones como Sinnaps:

Objetivo: rentabilizar la empresa. Índices que podremos medir:

  • Aumentar nuestro MRR (Ingresos Mensuales Recurrentes) en un 7.
  • Desarrollar una nueva estructura de precios escalonada.
  • Mantener al 95% de nuestros clientes a través de suscripciones de renovación automática.

Objetivo: cambiar nuestra estructura interna para mejorar el producto. Índices que podremos medir:

  • Reducir nuestro proceso actual de 18 a 12 pasos.
  • Total de ideas generadas por equipo que llegan a aplicarse.

En resumen, un directivo que no dispone de las herramientas necesarias para conocer los indicadores de desempeño de su empresa o que desconoce cómo usar los datos, está perdiendo la oportunidad de predecir los resultados futuros de la misma. Lo ideal es contar con una herramienta fiable, como Sinnaps, que facilite la gestión y que, además, disponga de un Coach Virtual que nos ofrezca el mejor asesoramiento para nuestro negocio.

 

Link relacionado…

Equipos de alto desempeño

Artículos recientes
Comentarios
  • Isabel - Indicadores de eficiencia
    Responder

    Excelente información, Llevaba demasiado buscando esta información. Son muy valiosos estos datos que nos
    compartes, ahora he comprendido y conocido un poco más los beneficios
    de los indicadores de eficiencia. Mil gracias.

Escribe un comentario