El método Delphi o el debate ordenado y remoto para predecir el futuro.

método delphi

 

Introducción al método Delphi

El método Dephi es un proceso de comunicación grupal para predecir resultados en base a las opiniones de un conjunto de expertos. A través de esta técnica comunicativa, se obtiene información cualitativa, pero precisa, sobre situaciones futuras.

La evolución de factores es imprescindible para poder planificar y gestionar proyectos de todo tipo. La predicción es importante si queremos anticiparnos a los riesgos y reducir la incertidumbre del desarrollo de nuestros proyectos.

De ahí que nazcan sistemas cualitativos o cuantitativos, que nos den respuestas a una serie de patrones, comportamientos o causas para descubrir el efecto más probable que suceda.

 

Definición

Exactamente, ¿en qué consiste el método Delphi? Este método se incluye dentro de los métodos de prospectiva. La clave de este mismo sistema de predicción es hacerse con un panel de expertos realmente valiosos sobre el tema a tratar. La opinión experta del método Delphi es la base del mismo, junto con el conjunto de cuestionarios elaborados para ellos.

Entre las características del método Delphi, destaca su precisa y extensa preparación de entrevistas a cada experto. A través de una serie de cuestionarios, se van descartando posibilidades futuras, al mismo tiempo que los expertos añaden otras posibles para ir quedándonos con la más aceptada por todos los encuestados.

¿Para qué sirve el método Delphi? Para condensar la opinión de expertos en un solo consenso. Se trata de un proceso largo, que desencadena investigaciones cualitativas complejas y extendidas en el tiempo – como suele ser toda metodología cualitativa.

 

Historia

Como tantos otros métodos y técnicas para predecir o gestionar proyectos complejos, nos volvemos a ir a la década de los años 50.

Los primeros que usaron esta metodología fue Rand Corporation. Se hizo un estudio para la creación de un sistema industrial estadounidense óptimo, con el que se calculaba el número de bombas requeridas para reducir la producción de municiones al máximo posible.

Este primero estudio, fue bautizado como Proyecto Delphi, y en él trabajaron un conjunto de expertos, quienes opinaban sobre el tema en una serie de cuestionarios.

El nombre de Delphi hace referencia a la ciudad de la antigua Grecia, Delfos, dónde era célebre el oráculo que adivinaba el futuro.

 

Aplicación

Al final, el objetivo del método Delphi es reducir al máximo posible las distintas posibilidades predictivas o pronósticos. De modo, que se podría decir que simplifica el resultado de un proyecto complejo, gracias a la opinión grupal de varios individuos expertos, derivando en una posible toma de decisión.

Antes de saber cómo se aplica el método Delphi, vamos a ver algunos de sus rasgos más importantes.

Entre las principales características del método Delphi destacan cuatro: anonimato entre expertos; heterogeneidad del grupo; se tienen en cuenta todas las respuestas de una manera estadística —se indica el grado de acuerdo en cada una de ellas—; y se realiza un proceso iterativo y retroalimentación de preguntas controlada para que todos los expertos conozcan la opinión de los demás y puedan realizan juicios contrastados.

 

Fases del método Delphi

1- Identificación de objetivos.

2- Selección de expertos y elaboración del procedimiento a seguir. Se debe informar a cada participante de los tiempos de cada cuestionario, de los objetivos que queremos lograr, de los criterios de selección y diseño de cuestionarios, y cuantía monetario o incentivos por su colaboración.

3- Lanzamientos iterativos de cuestionarios e identificación del grado de acuerdo en cada pregunta. Se suelen realizar preguntas cuantitativas y de fácil respuesta.

4- Selección de respuestas para precisar y condensar la opinión experta. Los resultados de cada una de las encuestas, serán trasmitidos a cada experto.

Se evalúa cada opinión y se obtiene una diferencia o media cuantitativa del consenso grupal. Además, se pueden realizar tantas oleadas de cuestionarios como se requieran hasta cumplir objetivos precisos. Y es que, a pesar de ser un método que se incluya en la investigación cualitativa, también se usan técnicas cuantitativas, además de los comentarios cualitativos de los expertos.

Cabe explicar también las ventajas y desventajas del método Delphi.

Al aplicar este sistema predictivo encontramos ciertos beneficios como un mayor grado de objetividad que una investigación puramente cualitativa; credibilidad al llegar al consenso; la opiniones no son categóricas ya que fomenta el intercambio diferente de opiniones lo que puede desembocar en una mezcla de opciones; evita conflictos entre expertos e incrementa la posibilidad de ser creativos; promueve la libertad de expresión; y mantiene a todos los expertos en igualdad plena, sin favorecer más a ninguno.

Sin embargo, el método Delphi se apoya en criterios subjetivos; es laborioso y precisa de otro grupo para el estudio de cada respuesta y elaboración de cuestionarios; tiempo de ejecución extenso; y requiere de una gran grupo de expertos para que los resultados tengan una validez estadística.

 

Ejemplos de uso

Este sistema predictivo no deja de ser cualitativo, basado en opiniones subjetivas. Por eso conviene saber las condiciones necesarias para realizar un estudio Delphi con éxito.

— Variables que aún no se han estudiado o comportamientos desconocidos de variables estudiadas previamente.

— El impacto de factores externos prevalece sobre los internos.

— No existen datos históricos para decantarnos por un pronóstico.

— Todo lo ético y moral prevalece sobre aquello que sea cuantitativo.

— Entendemos que no es un estudio analítico.

—Se tienen en cuenta la opinión de un grupo de expertos multidisciplinar y multicultural.

En general, se puede aplicar a proyectos sociales, que estudien el comportamiento antropológico de diferentes sociedades. La antropología podría ser una de las ciencias que mejor represente la investigación cualitativa y, por tanto, todos los métodos resultado de la misma.

En la gestión de proyectos se podría utilizar para la toma de decisiones, apoyadas en la consultoría de expertos. Una manera más de tener en cuenta sus opiniones, recogidas por un método contrastado y eficaz, en la mayoría de la ocasiones.

Como hemos visto, el método Delphi está basado en opiniones firmes, con las que obtener soluciones o argumentos soportados y contrastados. En definitiva, hablamos de un resumen estadístico de los juicios de los expertos.

 

Referencias

Escuela de Organización Industrial

Características de la técnica Delfos – UAM

Laboris.net

 

Te puede interesar…

Claves para hacer un pronóstico de ventas de una empresa

Te recomendamos estos artículos
Comentarios
  • bibliotecaLD
    Responder

    quiero aplicarlo a mi empresa

Escribe un comentario