La metodología combinada está revolucionando la gestión de proyectos. Pero, ¿cómo y cuándo usarla?

 

Identificar los tipos de metodología de un proyecto, según en el que vas a trabajar es clave para poder definir el tipo de planificación que debes hacer. Básicamente, siempre han existido tres: las metodologías ágiles, las predictivas, y el caos. Ahora, surge una cuarta: la combinación de ágiles y predictivas.

En esta primera lección no vamos a aprender cómo planificar en cada método, dado que ya existe abundante literatura al respecto. Sin embargo, de lo que no hay mucho, es de información sobre cómo identificar cuándo debes planificar de una manera u otra.

 

A pesar de que las metodologías ágiles están muy de moda y hay un montón de abanderados, la realidad es que no son la solución a todo. Si quieres saber cómo planificar puedes leer algunos de nuestros tips del Academy, o alguna de las lecturas que te sugerimos al final de esta lección.

En mi experiencia trabajando en Sinnaps y después de hablar con muchas empresas, he aprendido que existen diferentes tipos de proyectos con necesidades de planificación distintas. Pero antes, te explicaré por encima las características básicas de los tipos de metodologías de un proyecto.

 

Las metodologías predictivas

 

Estas son las de toda la vida. Las primeras en aparecer, en los años 50, cuando las organizaciones comenzaron a aplicar en forma sistemática herramientas y técnicas de administración de proyectos a proyectos de ingeniería muy complejos.

Las metodologías predictivas son aquellas que intentan predecir las necesidades de tu proyecto para que puedas gestionarlo en base a esas predicciones.

Funcionan bastante bien, pero el problema es que resultan demasiado rígidas para muchos tipos de proyectos. Es el caso de proyectos con una cierta complejidad o con un nivel de incertidumbre, resultan complicadas de gestionar. Existen muchas técnicas predictivas, entre las más famosas se encuentran:

 

  • Gantt: Como formato estándar para representar gráficamente una planificación.
  • PERT: Para detectar relaciones y dependencias entre actividades de una red de trabajo así como estimar posibles tiempos o retrasos.
  • CPM (Camino crítico): Detecta el flujo de trabajo que va a determinar la duración mínima de tu proyecto.
  • EVM (Valor ganado): Evalúa el desarrollo de tu proyecto, en función a tu planificación frente al gasto real de recursos, para predecir si el proyecto se está desarrollando con éxito o va por mal camino.

 

Además, para predecir también se suele realizar un tipo de estudio descriptivo o diferentes tipos de estudios cualitativos. Con las dos maneras, podemos ver el comportamiento de los distintos elementos en función a unas causas determinadas.

Como puedes ver, todas estas técnicas son muy útiles, sin embargo, cada que surge un imprevisto ya la hemos liado. Además, algunas son complicadas de entender y se requiere un mínimo de formación para llevarlas a la práctica.

Esto hace que en proyectos donde hay muchos imprevistos requieran un mantenimiento continuo por parte del Project Management (PM).

Por el contrario, son geniales cuando hablamos de proyectos complejos donde intervienen diferentes tipos de recursos y donde su gestión, puede tener un impacto directo en el coste del proyecto. El valor predictivo es positivo o negativo en la prueba diagnóstica.

Digamos que siempre que tienes que coordinar, comprar, alquilar, encargar o reservar cosas, personas o dinero con más de una semana de antelación, vas a necesitar (o deberías) usar técnicas para predecir tus necesidades.

 

Las metodologías ágiles

 

Muy de moda. Están teniendo una aceptación fantástica en los últimos años. A diferencia de las predictivas no se trabaja en base a una línea de tiempo, sino a una priorización de tareas, en lugar de una planificación. Para ello, se definen una lista de cosas por hacer y se van priorizando para, una vez existe disponibilidad por parte de los miembros del equipo, se van seleccionando nuevas cosas que hacer en base a lo aprendido en la fase previa.

Estas técnicas están pensadas para llevar a cabo un desarrollo incremental y gestionar de la manera más óptima posible, el trabajo de las personas que lo realizan. Además, se intenta delimitar el alcance al máximo para terminar haciendo las máximas cosas posibles y más útiles en el menor tiempo posible.

Al contrario que las técnicas predictivas, son fantásticas cuando hablamos de proyectos con mucha incertidumbre. Sin embargo, son muy malas prediciendo lo que vamos a necesitar mañana.

 

Tipos de metodologías ágiles (más comunes)

 

SCRUM: la metodología Scrum tiene sus ventajas y desventajas. Delimita “Sprint” o bloques de trabajo de unas pocas semanas, para ir definiendo el resultado del proyecto en base a las actividades que se van descubriendo por hacer. Al final de cada “sprint”, se analiza el resultado y se decide el alcance del siguiente.

Kanban: un método que crea una lista en un panel de actividades por hacer, las cuales se van priorizando y avanzando por diferentes estados de desarrollo, testeo y validación. En base a una serie de criterios simples que ayudan a mantener el orden.

Agile: esta forma de trabajar está más basada en la realización de pruebas y la optimización de su resultado, para terminar con un producto lo más óptimo y probado posible.

Existen muchas más. Todas ellas tienen una serie de roles y reglas, pero entiendo que esto podría ser una introducción. Suficiente. De todas formas, si quieres saber más sobre este tema, hay mucho escrito en la red.

Lo más interesante de estas metodologías es que son las mejores a la hora de gestionar la incertidumbre. Puedes empezar un proyecto sin tener mucha idea de lo que tienes que hacer y terminar con un gran producto.

Pero… no te dejes engañar. No sirven para todo. Al contrario que con las metodologías predictivas, no te van a ser de mucha ayuda si tienes que predecir qué estarás haciendo o qué vas a necesitar a medio o largo plazo.

Ten en cuenta que las metodología ágiles surgen en el sector de desarrollo de software, donde el mayor recurso que se gestiona son las horas de personas, siendo el desarrollo y mantenimiento de un producto un proceso continuo con unos gastos fijos muy concretos.

 

El caos  🌩️

 

El caos es una forma fantástica de gestionar un proyecto. Es muy divertida y te da una libertad absoluta y totalitaria. Te permite planificar porque puedes hacer lo que quieras cuando quieras, y además gestiona la incertidumbre de manera perfecta. Con dejar de hacer una cosa y empezar a hacer otra, basta.

El caos es, en teoría, la mejor manera de gestionar un proyecto, y por eso, se utiliza en casi todas las pequeñas y medianas empresas, por no hablar de muchas grandes compañías.

 

Tipos de caos

 

El caos Excel-ente: este es muy peligroso porque, a pesar de que el jefe nos diga: «haz un Excel», se decide sin ningún otro criterio que el de ordenar todo en tablas. Y ahí está, tú perfecto Excel donde puedes ver tablas con cosas ordenadas que dan la sensación de orden.

El caos de gallinero: Este es fácil de ver y detectar porque cada uno hace un poco lo que quiere y cuando quiere. Suele funcionar muy bien para proyectos muy pequeños.

El caos tradicional: Cuando en una empresa se hacen las cosas de una manera sin lógica aparente, pero lleva funcionando así durante toda la vida. Nadie sabe por qué son así las cosas y nadie pregunta, porque en apariencia funcionan. Aquí oirás lo de: «llevo toda la vida con este sistema y moriré con él».

 

Estas tres formas de gestionar el caos son de las más comunes y funcionan muy bien con proyectos pequeños, con pocas personas y bajo presupuesto. Sólo tienen dos problemas:

El primero es que no es nada óptimo y puede salirte muy caro o no darte tiempo de reacción. El segundo problema que tienen es que no soportan muy bien el cambio de contexto. En cuanto el proyecto o la empresa crecen, provocan muy mal rollo… Son una auténtica bomba de relojería y pueden costarte tu negocio entero.

Apúntate GRATIS al Curso online de Gestión de Proyectos

 

La metodología combinada

 

Como hemos visto las metodologías ágiles son fantásticas porque gestionan muy bien la incertidumbre. Por el contrario, las metodologías predictivas nos ayudan a predecir los costes y necesidades de nuestro proyecto. En mi experiencia y en los sectores en los que he trabajado, la mayoría de los proyectos necesitan gestionar la incertidumbre y predecir necesidades. Por eso, en mi opinión, la manera más efectiva es combinar lo mejor de cada una.

Dwigth D. Eissenhower decía que «hacer planes es inútil, pero la planificación es esencial». Sinceramente, estoy muy de acuerdo. ¿Por qué?

Como ya te he hablado en otras entradas, la planificación es algo orgánico y evoluciona con el propio proyecto. Por eso, hay que planificar de forma flexible.

Al gestionar nuestros propios proyectos de Sinnaps, utilizamos metodologías predictivas para planificar con meses de antelación. Cada semana, después de las reuniones de seguimiento o las de cada lunes, repasamos las planificaciones. Esto hace que, a medida que se acerca la fecha de ejecución de tareas, las actividades en la planificación se van reordenando y concretando más. Es decir, a medida que se acerca una actividad, se va definiendo y añadiendo contenido a la actividad.

Ahora bien. En cuanto empezamos cada actividad, creamos un ‘backlog’ o reserva de cosas por hacer en base a subtareas y la gestionamos de manera ágil. ¡Ésta es para mi la clave!

La planificación a medio y largo plazo debemos hacerla con técnicas predictivas pero el desarrollo a corto plazo resulta más práctico hacerlo con técnicas ágiles.

 

De esta manera, logramos lo siguiente:

☞ Las técnicas predictivas resultan más sencillas de aplicar porque se aplican con actividades poco detalladas.

Podemos enfrentarnos a la incertidumbre del día a día con metodologías ágiles y ver su impacto en la planificación a medio y largo plazo cada semana.

☞ El desarrollo a corto plazo lo llevamos a cabo dentro de unos parámetros de coste y tiempo controlados que vienen definidos por nuestra planificación a medio plazo. Lo que nos permite predecir lo que nos va a costar cada cosa y conocer qué es lo que vamos a estar trabajando dentro de un mes.

Para planificar y gestionar el día a día, utilizamos Sinnaps. Es muy completo, nos permite planificar y replanificar de manera fácil y muy ágil, y además aplica técnicas predictivas de manera automática. De esta manera, después de cada cambio podemos ver las estimaciones de lo que nos va a costar la modificación en todos los sentidos.

Para gestionar las tareas en las que trabajamos de manera ágil, cambiar sus estados de validación, etc, usamos Youtrack.

También hemos usado Trello, Asana y Redmine en el pasado. Todas funcionan muy bien y si usamos una u otra es porque nos gusta probar, también, por cuestiones técnicas que no entiendo muy bien…

La verdad es que ahora que planificamos así todo, creo que gestionar la mayoría de los proyectos usando únicamente ágil o predictivo, es una temeridad. En muchos casos, tanto como usar el caos.

Nosotros, por ejemplo, usamos las simulaciones en el Testing Mode de Sinnaps, para hacer cambios y ver cómo afectan éstos al proyecto, antes de que los implantemos. Un ejemplo de metodología combinada, aquí lo verás mejor:

 

¿Qué necesitan estos tipos de proyectos?

¿Trabajas en alguno de ellos?

 

Te cuento lo que he ido aprendiendo sobre los diferentes tipos de proyectos por sectores y sus necesidades. Espero que así pueda ayudarte a definir lo que necesitas y entender cuál es la mejor solución para ti. 😉

 

Proyectos de investigación

Los proyectos de investigación tienen características peculiares que merecen una atención especial.

 

 

  1. Para empezar, la investigación científica no termina nunca. Son proyectos con un inicio muy concreto, pero sin un final determinado. Se prolongan durante años.
  2. Los proyectos de investigación suelen asegurarse la financiación en base a partidas presupuestarias a medio plazo, por lo que sufren interrupciones repentinas y continúan después de meses de parón. Además, suelen tener rotaciones muy rápidas de personal y tamaño de equipos. Por lo que requieren una transferencia de datos y un acceso sencillo a la información.
  3. No tienen un objetivo cerrado concreto porque no saben lo que van a encontrarse ni una fecha fija para hacerlo, por lo que muchas veces entran en callejones sin salida que requieren replanificar continuamente.
  4. Suelen tener una fuerte dependencia de recursos tecnológicos como patentes, máquinas o instalaciones, por lo que requieren un detallado seguimiento de costes y optimización de recursos.

 

Por todos estos motivos, en mi experiencia no te recomiendo que utilices metodologías ágiles para programar tu proyecto de investigación. La combinada podría ajustarse muy bien a este tipo de proyectos.

 

¿Me echas una mano? 😉 Si te está gustando el contenido, lo puedes compartir en las redes sociales. Gracias!!

 

 

Proyectos de desarrollo

 

Los proyectos de desarrollo se caracterizan por las siguientes características:

 

Suelen trabajar equipos de personas de diferentes disciplinas, a veces con disponibilidad limitada y compartida con otros proyectos. Por eso, una mala gestión de recursos (de persona) puede incrementar el tiempo de tu proyecto sustancialmente.

Suelen tener una fecha final cerrada, en la que el producto debe estar terminado y funcionando, independientemente de que hayamos cumplido todas las especificaciones o no. Por lo que vamos a necesitar tanto predecir nuestras necesidades como priorizar tareas para ajustarnos a un tiempo.

En el caso de servicios, generalmente necesitaremos una mayor dependencia de recursos de persona. Sin embargo, en el caso de productos dependeremos más de recursos materiales. En esta última situación, ser capaces de predecir el uso de esos recursos se convierte en una necesidad.

En los proyectos de desarrollo de producto solemos estar atados a necesidades estratégicas de negocio, por lo que también necesitaremos mantener un control de los costes y ser capaces de predecir la disposición de caja para hacer pagos. Puesto que a pesar de que uses un recurso en una fecha concreta, seguramente necesitarás tener ese dinero en el banco un mes antes. Todo eso también tienes que tenerlo listo. Por ello, la metodología combinada iría muy bien con este tipo de proyectos.

En los proyectos de desarrollo de software se gestionan sobre todo costes fijos de personal, por lo que necesitarás estar más pendiente de gestionar tus costes fijos en lugar de tus proveedores. La agilidad funciona muy bien en los proyectos de desarrollo de software.

 

Proyectos de calidad y atención al cliente

 

Los proyectos de calidad llamo a aquellos que están pensados para controlar la calidad de un producto. Puede ser tanto un callcenter de un servicio, como un departamento de calidad de un software dedicado a la solución de bugs.

Son proyectos continuos que no terminan nunca y donde las prioridades varían cada día. No se trata de alcanzar un objetivo sino de ir solucionando errores o problemas del cliente. Para esto resulta muy interesante el uso de metodologías ágiles y la planificación pasa a un segundo lugar.

Los costes varían poco y son, mayormente, de personal.

En estos proyectos suele haber una necesidad de transferencia de conocimiento alto y unos protocolos de calidad bastante rígidos. Por eso, recomiendo el uso de herramientas de gestión de incidencias, en lugar de llevar a cabo una planificación predictiva.

 

Proyectos de construcción

 

Estos proyectos pueden alcanzar un nivel de complejidad muy elevado. De hecho, la UE está implementando la nueva normativa BIM para controlar el gasto y alcance de los proyectos grandes.

Los proyectos de construcción tienen periodos de ejecución largos. Sin embargo, a diferencia de los proyectos de investigación, tienen objetivos muy concretos y una fecha de entrega fija.

Necesitas definir unos hitos intermedios que te obliguen a mantener un control en los momentos claves.

Los proyectos de construcción requieren de la colaboración de muchos equipos multidisciplinares, por lo que es vital que haya una comunicación fluida.

El éxito del proyecto está directamente relacionado con la disponibilidad de recursos a medio plazo, por lo que es necesario predecir recursos, costes y todo lo que puedas.

En estos proyectos, la mayoría de las acciones se realizan físicamente, por lo que es complicado mantener un control real de lo que está sucediendo. También, eso complica la comunicación y el conocimiento de lo que hace cada equipo en cada momento. La planificación es complicada.

Los proyectos de construcción tienen que lidiar con mucha incertidumbre. Suelen surgir muchos imprevistos en el terreno, materiales o especificaciones del proyecto. Sin embargo, el trabajo es tan costoso, tan físico y existe tanta independencia entre las diferentes disciplinas, que no es operativo trabajar con metodologías ágiles.

 

El sector de la construcción tiene una peculiaridad y es que dado que no es realista planificar constantemente, ni es operativo usar metodologías ágiles. Llevan a cabo la gestión de la planificación mediante lo que se determina “líneas base”. Una línea base es un punto en la planificación en la que se determinan unos objetivos que se estiman realistas, de forma parecida a un hito. Posteriormente, se trabaja en base a lo planificado y capeando los imprevistos.

En las reuniones de control, simplemente se controla la desviación en cada momento con respecto a la última línea base.

En realidad, se trata de una metodología combinada en la que aplican técnicas predictivas con algo parecido a los ‘sprints’ de la metodología SCRUM (líneas base). La diferencia es que, cambiar las especificaciones en construcción es complicado, no le puedes quitar los pilares a un puente, por lo que también suelen alteran los presupuestos para re-adaptarlos a las desviaciones. Y por eso es normal que los proyectos de construcción se realicen con sobrecostes.

 

Proyectos de consultoría

 

Los proyectos de consultoría también suelen tener ciertas características que los convierten en únicos.

Para empezar se trata de proyectos basados en el uso de recursos de persona, en donde los costes ni las horas de trabajo varían mucho. Sí que existen costes variables tipo dietas, viajes, etc. pero suelen estar cerrados más o menos desde el principio.

A diferencia de los proyectos de investigación o de desarrollo de software, poseen unos objetivos muy concretos desde el principio y teóricamente, están sujetos un plazo de realización concreto.

En estos proyectos no existe mucha incertidumbre en cuanto a la metodología porque suelen depender de procedimientos legales o metodologías muy contrastadas. Por lo que resulta práctico hacer planificaciones predictivas para definir el alcance del proyecto.

Suele haber incertidumbre pero es muy posible gestionarla a corto plazo, por lo que el uso de metodologías combinadas resulta muy práctico también.

La gestión de hitos y entregables es lo que va a determinar su éxito. Pero pueden prolongarse eternamente si su alcance, sus entregables y sus puntos de control no se controlan con detalle.

 

Proceso de fabricación o producción

 

Los procesos de fabricación son muy diferentes a los demás tipos de proyectos. Parten de un proceso que ya ha sido implementado y comprobado para fabricar algo, y deben centrarse en la optimización. Es importante aclarar que empezar una línea de montaje es un proceso de desarrollo, pero una vez la línea está funcionando, las necesidades cambian y se convierten en procesos de mejora continua, en base a cuáles son los elementos del mercado. Para esta búsqueda continua de la mejor calidad del proceso, muchas empresas aplican el método de Método de Kaizen.

gestión de procesos

Los procesos de fabricación y mejora continua son muy parecidos a los de calidad de resultados. A diferencia de estos últimos, los procesos de producción no se centran en mejorar el resultado, sino en mejorar el proceso en sí. Es decir, el proyecto se convierte en su resultado.

Estos procesos se centran en la optimización de recursos (materiales, máquinas y personas), por lo que es necesario controlar la planificación a la perfección. Sin embargo, como la planificación es siempre igual, no es necesario replanificar a menudo. Tan solo para implementar pequeños cambios.

Es necesario aplicar mantenimiento preventivo de forma constante y hacer descansos planificados.

En estos procesos también debemos centrarnos en mejorar la tecnología, por lo que suelen estar asociados o ir en paralelo con diferentes proyectos de desarrollo. Lo que puede requerir que tengamos que aprovechar esos descansos para hacer pruebas y reconfigurar las máquinas.

Su objetivo es claro, mejorar de forma constante el proceso.

De modo que, la metodología que suele combinar mejor es la combinada. Cada día van saliendo actividades nuevas por hacer, pero sus objetivos son a largo plazo. Por eso, se hace necesario planificar ágilmente pero con predicciones a largo plazo. Y esto es posible, con la metodología combinada.

 

 

¡Bien! 🙂 Ahora, ya eres más consciente de las necesidades que pueden tener diferentes proyectos en función de su tipología o sector. Pueden resultar parecidos desde fuera. Pero es importante entender las complejidades de cada uno y por qué a veces conviene usar unas técnicas u otras. Lo que también pretendo es que seas capaz de evaluar cuando alguien te recomiende utilizar una metodología u otra.

La descripción de cada tipo de proyecto y metodología es, por supuesto, una aproximación. Es posible que en tu sector varíen. Sin embargo, no te centres en eso, sino en identificar los aspectos que hacen que tu proyecto sea diferente a los demás.

Tal y como te he dicho al principio, te paso algo de literatura a cerca de metodologías ágiles y predictivas. En concreto, el CTO de XBox, Eric Brechner habla en este vídeo sobre la técnica Kanban para gestionar proyecto de manera ágil. Lleva aplicando esta práctica con varios equipos de trabajo durante los últimos años. ¿Cómo organizar las etiquetas? Algunos trucos y consejos, que Eric Brechner nos cuenta en este vídeo.

 

 

 

En la próxima lección…

 

Te explicaré cómo hacer una reunión Kick Off para arrancar tu proyecto cuanto antes. Trucos, experiencias, descargables y ¡mucho más! Y recuerda: la primera reunión es sobre todo, SOCIAL.

 

 

¿Preguntas? ¡No te cortes! Respondo a todas ✌

 

Como cada lección, iré actualizando vuestro feedback. Así que no tengas dudas en hacer comentarios o aportar momentos de vuestra experiencia, para que otros usuarios puedan salir de dudas. 

Por cierto… No hace falta que seas usuario para seguir el curso, pero te animo a que pruebes gratis cuenta Bussines de la app de Sinnaps para que puedas ser más productivo y efectivo con tu trabajo. Descubre que se puede trabajar más rápido y mejor. ¡Usa el tiempo restante en lo que más te guste!

¡Hasta la próxima!

 

 

Richard de Sinnaps – Lets get things done!!

 

Apúntate GRATIS al Curso online de Gestión de Proyectos

¿Me echas una mano? 😉 Si te ha gustado el contenido, lo puedes compartir en las redes sociales. Gracias!!

Mostrando 28 comentarios
  • J. Andres Martinez
    Responder

    Acciones como esta me hacen volver a tener en cuenta una opción desestimada.

    Mi enhorabuena. Estoy seguro que os traerá nuevos clientes. Yo pienso seguir este curso con interés.

    • Sinnaps
      Responder

      Gracias J.Andres!!. Esperamos que te sea de ayuda. ¡No dudes en preguntar si te surge cualquier duda!

  • Andrea
    Responder

    Es mi primer acercamiento a este tema, mil gracias. La forma de explicar bastante clara y sobre todo puntual. Haces énfasis en lo importante.

    • Richard
      Responder

      Hola Andrea, muchas gracias! Esperamos que te sea de ayuda. Si algo no te ha quedado claro, no dudes preguntarnos! Intento responder a todas las dudas.
      Saludos y gracias!

  • Dalila
    Responder

    Justo hoy tuvimos junta de evaluación de equipo de trabajo y nos preguntábamos sobre una herramienta que concentrara toda la información de los proyectos, ya que tenemos diferentes herramientas que hace imposible la visualización y seguimiento general al panorama completo de proyectos.

    • Richard
      Responder

      Bueno Dalia, hoy en día hay muchas herramientas muy buenas. Lo importante es saber lo que necesitas para buscar la que mas se ajuste. Por ejemplo no todas las herramientas son colaborativas, ni ofrecen posibilidad de planificar proyectos. Algunas no gestionan recursos, otras no tienen mucha información de formación.
      Lo primero que tienes que tener en cuenta es si necesitas un gestor de proyectos, un gestor de tareas o un gestor de incidencias. Con eso simplemente ya puedes enfocar tu atención.
      Cuando lo sepas prueba diferentes y plantéate el coste a medio plazo. Es decir no te centres en el coste de un usuario y piensa en cuantos usuarios vas a necesitar incluir en la aplicación a medio plazo.

      Es posible que tengas que probar varios hasta que encuentres el que mas se ajusta a vosotros. Y también requerirá un cambio de rutinas en la empresa para acomodarse a la herramienta, pero una vez integrada será de mucha ayuda. Enhorabuena por decidiros y dar el paso, hoy en día las empresas que no se aprovechen de los beneficios de estas herramientas acabarán quedándose atrás.

      Mi recomendación no te va a sorprender pero si necesitas un gestor de proyectos colaborativo, intuitivo y completo te recomiendo que pruebes Sinnaps 😉 La cuenta gratuita es muy generosa y puedes probarlo mucho y sin compromiso antes de decidirte. Y si te decides el precio no es por usuario por lo que resulta económico. Además tiene mucha información de soporte y puedes preguntarnos cualquier duda no solo sobre la aplicación, sino también sobre la gestión de proyectos.
      Y por supuesto si podemos ayudarte a solucionar cualquier cosa, no dudes en preguntarnos por aquí o a través del chat de soporte de Sinnaps!

  • Marta valdés Licor
    Responder

    Hola Richard, gracias por los conocimientos transmitidos, una buena gestión de proyecto necesita del trabajo en grupo. Encuentro muy pertinente el uso de la metodología combinada y me gustaría ponerla en práctica en mi trabajo de proyecto. Me siento realmente motivada con el curso.

    • Richard
      Responder

      Muchas gracias por tu comentario Marta! Cada proyecto es diferente y la mayoría de las veces no tiene sentido usar únicamente técnicas ágiles o predictivas porque ambas tienen puntos muy favorables, por eso la metodología combinada escoge cosas de ambas y me alegro de que te sea útil en tu proyecto. No dudes en contarme qué tal te ha ido o preguntarme si te surge alguna duda en la implementación. Sobre todo recuerda que la mejor forma de aplicar una metodología es el trabajo duro, fomentar la comunicación y aplicar el sentido común.

  • Zulema
    Responder

    Me inicio en este tematica de los proyectos y la primera lession ha sido muy enriquecedora para mi modesto conocimiento en el tema y un buen comienzo parar llevar mi trabajo con tecnicas de proyectos

    • Richard
      Responder

      Muchas gracias por tu comentario Zulema!
      Espero que el resto de lecciones te resulten igualmente interesantes.

  • noe
    Responder

    excelente información me da muchas ideas para la impementación en mi trabajo

    • Richard
      Responder

      Me alegro mucho Noe,
      A seguir progresando y que no se acaben esas ideas!

  • IRMA ROSERO
    Responder

    GRACIA POR ENSEÑARNOS COMO REALIZAR UN PROYECTO CON EXCELENTES COMENTARIOS DONDE APRENDEREMOS PARA NUESTRO DIARIOVIVIR

    • Richard
      Responder

      Nosotros también aprendemos mucho con vosotros. Gracias!

    • Richard
      Responder

      Gracias Irma, muy amable.

  • Amelia Mármol
    Responder

    Gracias por la instrucción. Tengo la idea pero aún no sé ni si quiera si podría convertirse en proyecto. Por lo pronto la lección 1 me ha permitido conocer el tipo de proyecto donde tendría cabida mi idea. Deseando conocer la lección 2. Un saludo

    • Richard
      Responder

      De nada Amelia. Todas las ideas son un proyecto desde que se empieza a trabajar en ellas hasta que se olvidan, así que sólo tienes que empezar a trabajar en ella cuando estés lista. Me alegro de que te haya ayudado a definir y posicionar un poco más tu idea y espero que la segunda lección te sea útil.

  • Nidia
    Responder

    Hola: Casualmente estoy en un proyecto multidisciplinar, pero siento que estoy atrasada, porque coordino las actividades, tabular a la vez y redactar. Es la primera vez que inicio un proyecto de este tipo adolescentes con un grupo de profesionales.

    • Richard
      Responder

      Muchas ánimos Nidia, al final lo mas importante es aplicar sentido común y tener una buena comunicación con tu equipo.

  • wendy pirela
    Responder

    Hola, me pareció muy interesante el conocimiento impartido acerca e las metodología existen reforzó mis conocimiento. Agradecida por la información.

    • Richard
      Responder

      Gracias Wendy! Espero que las próximas lecciones te resulten igualmente interesante

  • Camilo penagos
    Responder

    Estoy enfocado en el mundo del Call Center, desarrollando proyectos de mejora para indicadores de satisfacción, etc.

    Sinnaps es la herramienta que necesito ??

    Donde podría tener una guía más acertada al mundo del call ?

  • jerson yevenes
    Responder

    buenas tardes
    tengo que hacer un proyecto sobre seguridad en mi la compañía donde trabajo y necesito ayuda para lograr realizarlo, espero de su ayuda.

  • Marlon Sibaja
    Responder

    Hola Richard. Estoy por iniciar un proyecto inmobiliario y te agradecería me recomiendes un libro al respecto. Saludos. Marlon Sibaja. San José,Costa Rica.

  • Patty Durán
    Responder

    Hola Richard, qué interesante lo de la metodología combinada. En el área de desarrollo de proyectos de arquitectura siempre se trabaja en base a la metodología predictiva, específicamente con Gantt pero que no abarca todas las singularidades que presenta un proyecto. Creo que la combinada es una buena metodología para implementar. Hace mucho tiempo que he estado indagando sobre cuál es la mejor manera de planificar un proyecto y no morir en el intento. Saludos.

  • Carolina
    Responder

    Soy estudiante de Administración de empresas, acabo de conocer sinnaps por casualidad y me ha parecido estupendo, este curso ha sido de gran ayuda para mis trabajos de la universidad. Quiero saber donde encuentro referencias para profundizar los temas y si en el contenido de la página puedo encontrar herramientas que me ayuden en la elaboración de mi proyecto de grado.

  • Jeannett
    Responder

    Hola buenos días Richard es muy interesante poder identificar las metodologías existentes y aplicarlas de manera acertada de acuerdo a cada proyecto de infraestructura, movilidad y demás, al igual que el trabajo en equipo y las tareas especificas de cada área o sector deben quedar muy claras y documentadas.

  • Natalia
    Responder

    Gracias! Me sacaste de muchas dudas y me gustó muchísimo este tema. Estoy considerando estudiarlo a fondo y aquí me están convenciendo jeje. Saludos!

Escribe un comentario