El análisis de la oferta y la demanda es una de las tareas básicas de toda empresa. Saber qué ofrecer, a quién y a qué precio. Detectar cuál es la oferta de producto en un sector determinado y a qué tipo de demanda le estamos ofreciendo ese producto, es fundamental para fijar el precio del mismo, entre otras cosas.

 

analisis de la oferta y la demanda

 

La estadística es la base para hacer un buen análisis de la oferta y la demanda. Cualquier producto es susceptible de compra por un volumen determinado de clientes reales y otros potenciales. Este estudio, realizado antes y durante el desarrollo de nuestro proyecto, se debe planificar en nuestra aplicación web de gestión. Por ejemplo, en el calendario de Sinnaps, software de gestión de proyectos, puedes ir creando cada paso para trabajar con una metodología de investigación controlada y organizada.

A continuación, vamos a ver qué elementos debemos tener en cuenta para hacer un análisis de producto. Ejemplos de demanda, de curva de oferta y demanda, variables de la demanda, etc. Y saber así qué tareas debemos ir planificando.

En definitiva, el objetivo será responder a estas dos preguntas: ¿cuántas personas quieren mi producto y de esas, cuántas pueden comprarlo?

 

¿Qué diferencia existe entre mercado, oferta y demanda?

 

En primer lugar, antes de seguir con análisis de la oferta y la demanda, es importante diferenciar estos tres términos. Según la RAE, mercado es conjunto de consumidores capaces de comprar un producto o servicio.

La oferta es el conjunto de bienes o mercancías que se presentan en el mercado con un precio concreto y en un momento determinado.

Y se conoce en mercadotecnia a demanda como la cuantía global de las compras de bienes y servicios realizados o previstos por una colectividad.

Así pues, se podría decir que la oferta de mercado son esos productos dirigidos a un determinado consumidor, cuyas marcas estudian cómo impulsar su demanda de compra.

 

¿Cómo detectar la demanda de mercado?

 

Estimación de la demanda de un producto: ¿Cómo hacerla de manera objetiva?

Dependiendo del tipo de mercado, su tamaño y el tipo de target, trabajaremos con distintos métodos de análisis de oferta y demanda. Puede ser que establezcamos el precio de un producto, en base a tipo de público objetivo al que nos estemos dirigiendo. Así, si es un segmento calificado con un poder adquisitivo medio alto, podremos sentirnos más libres de fijar un precio, pues nuestro producto se posicionará como calidad y exclusividad. Un mercado potencial, por ejemplo, de una marca de relojes de lujo, sería un target con alto poder adquisitivo, jóvenes sin hijos y con un alto nivel de ingresos.

Para hacer una estimación de la demanda más real, se tienen cuenta elementos como la oferta monetaria  o la Demanda Total Monetaria. La primera está constituida por la cantidad total de dinero que existe en la economía de un país. Mientras que el segundo término está relacionado con la liquidez del mismo. Se trata de la cantidad de riqueza que las personas y las empresas guardan en forma de dinero.

Además, las fluctuaciones del precio y la cantidad de productos o servicios en un mercado determinado, así como la distribución del gasto familiar son más conceptos que debemos tener en cuenta en el análisis de la oferta y la demanda.

Con fin de que nuestro análisis sea lo más objetivo posible se deben extraer datos socio-demográficos, dependiendo del segmento del público objetivo. A los que añadimos conclusiones y resultados de ventas pasadas, resumidos en nuestras cuentas internas. Gracias a ellas, también determinaremos la estacionalidad del producto.

Se realizan encuestas, test de mercado una serie de métodos que complementan a los subjetivos, extraídos estos, muchas veces, de los propios comerciales, los directivos y expertos del sector. Cuantos más patrones extraídos de diferentes fuentes, coincidan, más fiable será ese dato.

 

Análisis de la demanda desde el punto de vista del consumidor

 

Factores que determinan la demanda del consumidor

Para un buen análisis de la oferta y la demanda, es preciso saber que estos consumidores reciben una serie de estímulos. Por lo general, el origen de la decisión de compra suele ser emocional, y es susceptible gracias a impactos de las distintas acciones de marketing, razones culturales, ambientales, sociales, etc.

El comportamiento de la demanda o la respuesta a la decisión de compra puede ser cognoscitiva, sujeta al conocimiento, recuerdo o lo que se conoce como ‘Top of Mind’ del consumidor; afectiva, relacionada con la preferencia, actitud e intención; o comportamiento mental, basado en el proceso desde que el consumidor prueba el producto, lo compra y la marca logra fidelizarlo. Además, debemos tener en cuenta que los compradores potenciales de un producto presentan tres características: interés, ingresos y acceso.

 

Curva de oferta y demanda

 

La curva de la oferta y demanda, también conocida como la gráfica de oferta y demanda, refleja relación entre la cantidad de un producto o servicio que los consumidores desean y están dispuestos a comprar en relación al precio del mismo, suponiendo que el resto de los factores se mantienen constantes.

Gracias a esta herramienta sabremos cuál es nuestro equilibrio o balance de oferta y demanda, con fin de fijar su precio. Un concepto básico en el análisis de la oferta y la demanda.

 

Análisis de la oferta y la demanda

 

Esta sería la clásica curva de oferta y demanda. Sin embargo, no debemos olvidar la elasticidad de la demanda. Esta se utiliza para medir la sensibilidad o capacidad de respuesta de un producto a un cambio en su precio. Gráfica de la demanda elástica, ejemplo:

 

 

¿Qué es la curva de la demanda agregada?

 

La demanda agregada es la suma del gasto en bienes y servicios que los consumidores, las empresas y el Estado están dispuestos a comprar a un determinado precio, y en relación a la política monetaria y fiscal junto a otros factores.

Curva de la demanda agregada

análisis de la oferta y la demanda

 

¿Cómo hacer un análisis de producto?

 

Tras realizar un amplio estudio sobre la oferta y demanda existente, es importante averiguar la viabilidad de lanzar al mercado nuestro producto.

Al planificar este análisis de producto, debemos tener en cuenta varios parámetros. Hacer distintas estimaciones según los diferentes escenarios. En este punto, actualmente existen aplicaciones que nos pueden ayudar a planificar y ver cómo afectaría el lanzamiento del producto en diferentes escenarios a través de simulaciones. Sinnaps, por ejemplo, permite realizar tantos escenarios como necesitemos. Aplicaciones que nos permiten conocer cómo afectarían esos cambios a todo la inversión en el lanzamiento, por ejemplo.

 

Modo prueba de Sinnaps, para saber cómo nos afectarán los cambios en el análisis de mercado de un proyecto.

 

Las herramientas de análisis de la oferta y la demanda que se suelen utilizar para hacer un buen análisis de producto van desde test de conecto, análisis de multiconcepto-multiatributo, análisis de sensibilidad al precio, hasta un test de producto, test de envase y etiqueta, test de marca, etc. Todos los parámetros y características que puedan influenciar en el poder de decisión de compra del mismo.

¿Qué opinas? ¿Te gustaría lanzar un producto al mercado? ¿Ya estás en ello? ¿Estás trabajando en el análisis de la oferta y la demanda? No te cortes, y déjanos tus comentarios 😉

 

Quizás te pueda interesar…

Tipos de liderazgo

Estudio de mercado de una empresa

Introducción de un proyecto

¿Cómo hacer un análisis de la competencia?

¿Cómo hacer un plan de rodaje optimizado?

Claves para hacer un pronóstico de ventas de una empresa

Artículos recientes

Escribe un comentario