«Un paso en la dirección correcta cada día es mejor que ningún paso.»

 

Introducción al método Kaizen

Si quieres una mejora continua en tu trabajo, utiliza el método Kaizen. Las empresas están continuamente mejorando la gestión de calidad de sus productos y servicios. Para ello, utilizan diferentes prácticas. Entre las más conocidas, nos encontramos el método Kaizen de origen japonés.

El método Kaizen pone en marcha acciones para la mejora continua de procesos e implica a todos los elementos y personas de la organización, desde directivos hasta colaboradores externos.

 

Definición

El concepto de mejora continua se viene aplicando desde nuestras raíces más primitivas. Sin un mejoramiento continuo no evolucionaríamos. Es así como se traduce Kaizen en japonés (改善,) cambio beneficioso o, simplemente, mejora.  Su aplicación se conoce con las siglas MCCT (Mejora Continua hasta la Calidad Total). ¿Existe la calidad total de algo? Esto daría para otro post…

Para entender mejor este concepto desde el punto de vista de la filosofía nipona, la teoría de Kainzen se basa en que cada día debe ser posible una acción de mejora. Y es que se centra en muchas acciones pequeñas con las que ir mejorando la calidad de nuestros resultados poco a poco, más que realizar un solo gran cambio.

Al final se trata de ser persistente en nuestro trabajo con pequeñas píldoras del cambio. Gracias a herramientas de mejora continua que aplican el método Kaizen, salimos de nuestra zona de confort poco a poco para mejorar la calidad de nuestro objetivo. El gran reto o cambio nos puede asustar, pero con la teoría Kaizen, es fácil no temer a un pequeño reto con el que poco perdemos si fallamos. De esto se trata, de ir incorporando pequeñas dinámicas de manera muy gradual, que fomenten la constancia en nuestros procesos.

 

Historia

Como tantas veces ocurre en estos casos, el origen de este tipo de métodos nace en las fuerzas militares. En este caso, el método Kaizen comienza a aplicarse a mediados del siglo pasado, cuando la armada estadounidense ocupó Japón llevando consigo a expertos en sistemas de calidad y mejora continua.

Estos expertos proporcionaban servicios de consultoría para industrias relacionadas con la Segunda Guerra Mundial, y se basaban en unos programas de entrenamiento denominados TWI (Training Within Industry). Sus promotores destacados fueron William Edwards Deming y Joseph Juran.

Poco a poco, los japoneses comenzaron a asimilar estas prácticas o herramientas de mejora continua. Y es que la filosofía oriental tiene muchos tintes de esto: de superación continua.

Uno de los japoneses que teorizó y dio nombre al método Kaizen fue el empresario Kaoru Ishikawa, quien lo llevó a los procesos industriales.

La economía japonesa fue posicionándose entre las primeras del mundo, y gran parte de culpa lo tiene el método Kaizen.

 

Aplicaciones

La cultura organizativa siempre está impregnada por la manera o los procedimientos para lograr sus objetivos. Los procesos industriales aplican métodos que definen una forma de entender la organización.

De ahí que, para aplicar el método Kaizen, toda la empresa debe trabajar en una misma dirección. Todos los elementos y los equipos trabajan bajo un mismo entendimiento y prisma. Una forma de entender las cosas, acorde con la estrategia de la empresa.

Este concepto es impulsado por herramientas de mejora continua con las que se buscan alcanzar siempre los mejores resultados posibles. Entre ellas, hoy en día destacan las aplicaciones para la planificación y gestión del trabajo, como Sinnaps.

Las herramientas  para un mejoramiento continuo con Kaizen, son todas aquellas que utilizan lógicas como PERT y CPM, para el cálculo del flujo de trabajo óptimo, según los recursos con los que contemos. Encuentran el mejor rendimiento de trabajo, para recudir costes y tiempo, mientras aumentamos la calidad de nuestros resultados.

Antes, la automatización de todo esto era casi impensable para pequeñas y medianas empresas, pero en la actualidad, con herramientas de mejora continua como Sinnaps, se puede lograr de una manera muy fácil para todo el equipo.  De hecho, puedes comprobar lo sencillo que es utilizar este sistema de mejora y optimización del trabajo con sólo entrar en la prueba gratuita de Sinnaps a través del panel de tu izquierda.  😉

 

Ejemplos de uso

El método Kaizen permite realizar pequeñas cosas hasta dar con el cambio que esperábamos, casi sin darnos cuenta. Mucho de esto, tienen los sistemas de producción basados en metodologías ágiles.

Por ejemplo, el actual desarrollo de software, utiliza pequeñas acciones a corto plazo para construir un todo a partir de bloques de producción. Para ello, necesitamos planificaciones flexibles que vayan a la velocidad demanda por el mercado actual.

Herramientas de mejora continua que permitan re-planificaciones constantes sin que afecte al rendimiento total del proyecto. Un aspecto fundamental que podemos ver en aplicaciones como Sinnaps, en donde puedes guardar simulaciones de proyecto en su laboratorio de pruebas o modo edición.

Las herramientas Lean Manufacturing son un claro ejemplo de todo esto. Con ellas, se crean procesos que no tienen desperdicios, se obtienen sistemas que aprovechan y rentabilizan al máximo los recursos.

Te puede interesar…

Los principios del Lean Thinking

Gestion de calidad en empresas

Elementos del proceso de mejora continua

 

Referencias

El blog Salmón

Hipertextual

Wikipedia

Home Japan

 

Te recomendamos…

¿Cuáles son las partes de un proyecto?

Te recomendamos estos artículos

Escribe un comentario